El Banco Central impulsa nuevos préstamos en pesos pero vinculados al precio del dólar

El directorio del Banco Central volvió a reunirse este jueves, a partir de la incorporación de los nuevos directores que acompañarán en la gestión del organismo monetario al presidente Miguel Pesce. La primera decisión que se tomó fue impulsar una nueva modalidad de depósitos y préstamos en pesos pero cuya retribución (intereses) estará vinculada a…

El Banco Central impulsa nuevos préstamos en pesos pero vinculados al precio del dólar

El directorio del Banco Central volvió a reunirse este jueves, a partir de la incorporación de los nuevos directores que acompañarán en la gestión del organismo monetario al presidente Miguel Pesce. La primera decisión que se tomó fue impulsar una nueva modalidad de depósitos y préstamos en pesos pero cuya retribución (intereses) estará vinculada a la variación del tipo de cambio oficial.

La intención del Banco Central es abrir una nueva herramienta de financiamiento orientada a las pymes exportadoras. Es una suerte de mercado “dolar link”, es decir transacciones en pesos pero que toman como referencia el tipo de cambio oficial de inicio y final de la operación para determinar el monto del capital y los intereses.

Todo quedó volcado en la circular A 6846.

Según esta circular, “se admite la cobertura del riesgo de tipo de cambio de las inversiones a plazo con retribución variable en función del dólar estadounidense con contratos de préstamo en pesos con retribución variable basada en la variación de la cotización del dólar estadounidense”.

Para los tomadores de préstamos, lo distintivo es que los bancos van a poder dar “préstamos en pesos con retribución variable basada en la variación de la cotización del dólar estadounidense”.

En este caso, las financiaciones serán dadas en pesos y devengarán la tasa de variación del tipo de cambio más un “spread”. El exportador devolverá estas financiaciones con los pesos resultantes de la liquidación de sus exportaciones.

En cualquier caso, al inicio de la operación se toma como referencia el tipo de cambio de ese día. Luego, se fija una tasa de interés. Al vencimiento, la referencia será el tipo de cambio de este momento. Así, si al inició se pactó una operación por el equivalente a 100 dólares, el valor de referencia serán 6.300 pesos (cotización minorista de este jueves). Si a los 180 días el dólar es de, por ejemplo, 75 pesos, el capital de la operación serán 7.500 pesos. Como el deudor es una pyme exportadora, la variación del tipo de cambio le es indiferente, porque su giro de negocios es en dólares.

Esta circular aparece en un momento particular. Los bancos perdieron cerca del 45% de los depósitos en dólares desde el 12 de agosto. Esos depósitos eran la materia prima que utilizaban los bancos para dar líneas de financiamiento en dólares a empresas vinculadas al sector exportador, es decir que su giro de negocios es en dólares. Esto evitaba el descalce de monedas.

A partir de la fuga de depósitos, los bancos cortaron las líneas de crédito: crédito que vencía, no era renovado.

Ahora, el Banco Central busca reactivar líneas de crédito en pesos vinculados a la exportación pero a tasas razonables. Hoy una línea en pesos se otorga a no menos del 80% anual. Al vincular la tasa de interés a la variación del dólar, permite dar financiamiento a una tasa menor, porque desaparece la incertidumbre cambiaria.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA