Hasta septiembre, los autos no pagarán el impuesto a los sellos en la Ciudad

La Ciudad de Buenos Aires publicó este martes una resolución con el diferimiento del impuesto a los sellos desde desde el 12 de junio y hasta el 30 de septiembre para los vehículos de menos de $ 750.000.La figura de diferimiento se aplica porque el Ejecutivo porteño necesita una ley para eximir del impuesto. Por…

Hasta septiembre, los autos no pagarán el impuesto a los sellos en la Ciudad

La Ciudad de Buenos Aires publicó este martes una resolución con el diferimiento del impuesto a los sellos desde desde el 12 de junio y hasta el 30 de septiembre para los vehículos de menos de $ 750.000.

La figura de diferimiento se aplica porque el Ejecutivo porteño necesita una ley para eximir del impuesto. Por eso, paralelamente envió un proyecto a la Legislatura que se votaría en los próximos días.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El monto del impuesto de sellos implica 3% sobre el valor del vehículo. Se espera que lo mismo suceda en la provincia de Buenos Aires.

La quita del impuesto se extiende más allá del mes de junio, que es inicialmente el que iba a tener beneficios. 

Mirá también

Además de la quita del gravamen, el Gobierno Nacional extendió a los autos importados por las distribuidoras los descuentos a los cero kilómetro que inicialmente abarcaba solo a las empresas que producen en el país.

El plan, denominado “Julio 0 km”, comprende un aporte oficial de $ 1.000 millones para que las compañías otorguen descuentos de entre 50 y 90 mil, según la categoría del vehículo, y congelen los precios por un mes. A esta rebaja, las automotrices agregaron más beneficios, con lo que hay coches que tienen descuentos de más de $ 230.000. 

Mirá también

Entre las empresas especulan que no se llegaría a utilizar todo el monto que el Gobierno tienen pensado para incentivar las ventas, con lo cual habría una posibilidad de que los beneficios se extendieran. Sin embargo, la necesidad oficial de limitar los gastos para alcanzar el equilibrio fiscal este año juega en contra de esta hipótesis.

El plan “Junio 0 km” tuvo una rápida repercusión en las concesionarias, donde este fin de semana pasado las consultas se multiplicaron.