Los banqueros les pedirán a los candidatos que anticipen lo que harán con el dólar y las tasas

Madrid (enviado especial).- Los banqueros argentinos van a consultar a los candidatos presidenciales y pedirles que se expresen públicamente sobre la política que tendrán para el dólar, la inflación y para las tasas de interés si llegan a la Casa Rosada. A partir del 23 de junio, cuando se conozcan los nombres de quienes integrarán las…

Los banqueros les pedirán a los candidatos que anticipen lo que harán con el dólar y las tasas

Madrid (enviado especial).- Los banqueros argentinos van a consultar a los candidatos presidenciales y pedirles que se expresen públicamente sobre la política que tendrán para el dólar, la inflación y para las tasas de interés si llegan a la Casa Rosada. A partir del 23 de junio, cuando se conozcan los nombres de quienes integrarán las fórmulas para presidentes y vices, los principales ejecutivos de los bancos argentinos incluyendo a aquellos que tienen casas matrices en el exterior les preguntarán si habrá dólar libre o cepo. Y cuál será la relación de las tasas con la marcha de la inflación.

Así lo adelantó a un grupo de periodistas argentinos el presidente del Banco Santander, Enrique Cristofani, durante el encuentro anual que la entidad de origen español está desarrollando en Madrid. “Los países de América Latina avanzaron más que nosotros en políticas públicas y los empresarios coincidimos en que hay que avanzar en ese aspecto”, dijo el ejecutivo argentino.

Cristofani es miembro directivo de la Asociación de Bancos Argentinos (ABA, que agrupa a las entidades de origen extranjero), de Adeba (los bancos nacionales) y del coloquio empresario de IDEA. Y al hablar de políticas públicas, mencionó en primer lugar a la inflación y el equilibrio fiscal. “Las políticas de Estado son imprescindibles para atravesar el muro de cada cambio de gobierno y deben exceder a una administración sola. La inflación es la política pública de mayor consenso y todos coincidimos en que tiene que ser baja. Otra muy importante es el equilibrio fiscal, que manejamos siempre mal”, sostuvo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

No podemos gastar más de lo que recaudamos porque terminamos financiando el déficit en el exterior y ya sabemos cómo termina”, explicó.

En esa línea, y muy cerca de la definición de las candidaturas, Cristofani reveló que los banqueros tienen decidido encontrarse con cada uno de los candidatos presidenciales. “A partir del 23 de junio vamos a reunirnos con los candidatos para preguntarles qué políticas van a tener con los ahorristas. Creemos que debe haber libre compra y venta de dólares y tasas de interés equiparadas con la inflación para no licuarles los depósitos”, completó. De concretarse, sería una experiencia inédita en la etapa previa a las elecciones presidenciales. El ejecutivo, de buena relación con el presidente Mauricio Macri, agregó que apoyaba el consenso de 10 puntos que el Gobierno intenta acordar con sectores de la oposición política.

Cristofani estaba acompañado por el economista jefe del Banco Santander, Sergio Galván, y sigue los lineamientos diseñados por la presidenta del grupo financiero, Ana Botín. El martes, la ejecutiva perteneciente a una familia histórica de banqueros españoles, abrió el encuentro en la Ciudad Santander de Madrid con un discurso que incluyó numerosas referencias a las “políticas inclusivas” que deben seguir los bancos y también con menciones a las perspectivas de género que promueve en una entidad con 198.000 empleados divididos en partes iguales entre mujeres y hombres, pero cuya representación femenina desciende al 20% cuando se trata de los cargos ejecutivos.

Mirá también

Cristofani, en tanto, detalló su interés en que los empresarios se involucren más en los temas económicos que golpean la realidad de los argentinos. Y creen que tanto la evolución del dólar como la de la inflación son imprescindibles en ese menú. “Los argentinos tienen cerca de un 25% del PBI afuera del país y hay otro 15% de stock en dólares que se compraron durante la gestión Macri mientras que los plazos fijos son apenas el 3% del PBI”, explicó. “Por eso, el dólar libre y competitivo debería ser otra política pública ya que el porcentaje de ahorro en dólares en nuestras sucursales de los barrios más necesitados es similar al que se registra en los barrios más pudientes”.

En cambio, Cristofani se mostró contrario a cualquier política de dolarización porque “estratificaría el alto nivel de presión fiscal actual en la Argentina”. Y se mostró a favor de que los empresarios hagan una autocrítica, ejercicio infrecuente entre los hombres de negocios.

“Tenemos que ser protagonistas de las políticas públicas porque somos actores de lo que pasa en la Argentina y no espectadores. Lo que valen nuestras empresas depende de esas políticas. Cuánto valen nuestras empresas es más importante que cuánto ganan. Y eso depende también de la calidad institucional del país”, concluyó Cristofani.

Beneficios para créditos, tarifas y SUBE

El Banco Santander anunciará beneficios para sus clientes en el pago de los servicios públicos, la recarga de la SUBE y otorgará créditos para las Pymes con tasas más bajas que las de mercado. Además, a 22 años de su llegada a la Argentina (en 1997 compró lo que era el Banco Río de la familia Perez Companc), inaugurará un edificio inteligente en la zona de San Telmo y dejará de llamarse Río Santander para ser, simplemente, el Santander.

Entre los anuncios, habrá créditos hasta tres años de plazo para las Pymes, a una tasa anual del 45%. Beneficios del 25% en la recarga de la tarjeta SUBE con un tope de $ 250 a partir del 10 de junio y por dos semanas. Y un 25% de devolución en el pago de tarifas de luz, de gas y de agua si se hacen a través del servicio de débito automático del banco. Será para cuatro facturas durante todo junio y con un tope de hasta $ 1.000 pesos por cliente.

El Santander inaugurará en julio su nuevo edificio porteño de Paseo Colón y Garay. Es una construcción inteligente que costó 170 millones de dólares y en la que trabajarán 2200 empleados. En 1997, el banco tenía el 6,5% del mercado financiero del país porcentaje que con el 11% actual lo convirtió en el primer banco privado de la Argentina.

NE