Igualdad de género en el trabajo: más empresas argentinas buscan terminar con la brecha salarial

La lucha de las mujeres por lograr la tan ansiada paridad de salarios respecto de los hombres está librando una nueva batalla: hoy está enfocada en convencer a las empresas de que la igualdad de género, en el ámbito laboral, también puede ser un buen negocio.Esta iniciativa es impulsada desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres, en alianza con la…

Igualdad de género en el trabajo: más empresas argentinas buscan terminar con la brecha salarial

La lucha de las mujeres por lograr la tan ansiada paridad de salarios respecto de los hombres está librando una nueva batalla: hoy está enfocada en convencer a las empresas de que la igualdad de género, en el ámbito laboral, también puede ser un buen negocio.

Esta iniciativa es impulsada desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres, en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y es financiada por la Unión Europea (UE). En la Argentina, unas 70 empresas se sumaron a la movida y decidieron adherir a los “Principios de Empoderamiento de las Mujeres”.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“La brecha salarial reduce los consumos, hace que se pierdan talentos, produce discriminación en las condiciones laborales, inequidad en las licencias parentales, entre otros perjuicios. Por eso, las empresas deben trabajar en reducirla como una verdadera oportunidad de crecimiento”, dice Aude Maio Coliche, jefa de la delegación de la Unión Europea (UE). La directiva fue invitada a un evento, en el marco de la iniciativa de la ONU, titulado “Herramientas para la eliminación de la brecha salarial en el sector privado”, que se desarrolló en la sede central del Banco de Galicia.

Según los datos que presentó la referente de la UE, la brecha salarial en la Argentina oscila entre el 25 y el 27%, mientras que en Europa, promedia el 16%. “El tema está lejos de estar solucionado”, dijo. “Porque todavía no hemos hecho el cambio de mentalidad”. Según su visión, la brecha salarial entre hombres y mujeres se mantuvo pareja en los últimos cinco años pero terminaría de cerrarse recién dentro de 80 años”, según los pronósticos más agoreros.

Según la OIT, el cierre de la brecha salarial en un 25% permitiría un aumento de US$5,3 billones del PBI mundial, en 2025. 

Con la idea de acelerar esos tiempos, el encuentro se planteó el objetivo de accionar de maneras más concretas para erradicar las diferencias, entre otras formas, presentando herramientas que acompañen al sector privado en este proceso.

Un aspecto básico, según Mabel Bianco, reconocida experta en el tema y delegada del W20, es no sólo promover el emprendedurismo entre las mujeres, “necesitamos la inserción de la mujer en los trabajos productivos, que hoy están básicamente ocupados por varones”, dijo aludiendo a que las mujeres suelen ocupar puestos más precarios, con menores salarios y menor cantidad horaria.

Luego, la funcionaria Graciela Guzman, secretaria de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico, aportó otros datos, como que la participación laboral de las mujeres, en el país,  es del 49,1% y el de los hombres, del 69,5%. También que el desempleo afecta al 10,5% y 7,8% respectivamente y que la participación en el trabajo no remunerado orilla el 58% en el caso de los hombres y en el 89% en de las mujeres.

Finalmente, Raquel Coello, especialista regional en Empoderamiento Económico de ONU Mujeres mostró una nueva herramienta que, en breve, estará disponible para las empresas que quieran monitorear las diferencias salariales dentro de su organización. Se trata de un simple “excel” que otorga puntajes a los empleados de ambos sexos según su calificación, responsabilidad, esfuerzo y condiciones de trabajo.