Un alud obligó a cerrar uno de los principales pasos fronterizos entre Argentina y Chile

El problema está del lado chileno: la ruta internacional 237 sigue cubierta de piedras, lodo y troncos de árboles por las intensas lluvias. Cerca de 100 camiones por día usan el cruce.

Un alud obligó a cerrar uno de los principales pasos fronterizos entre Argentina y Chile

El problema está del lado chileno: la ruta internacional 237 sigue cubierta de piedras, lodo y troncos de árboles por las intensas lluvias. Cerca de 100 camiones por día usan el cruce.