Por la crisis, la recaudación crece por debajo de la inflación

Desde hace meses que la recaudación viene creciendo por debajo de la inflación. La AFIP informó que colectó $ 327.870 millones en marzo, lo que representa un 37,3% más que en el mismo período de 2018. Sin embargo, como la inflación de ese lapso fue de entre 51%/53% (falta el dato oficial del Indec sobre…

Por la crisis, la recaudación crece por debajo de la inflación

Desde hace meses que la recaudación viene creciendo por debajo de la inflación. La AFIP informó que colectó $ 327.870 millones en marzo, lo que representa un 37,3% más que en el mismo período de 2018. Sin embargo, como la inflación de ese lapso fue de entre 51%/53% (falta el dato oficial del Indec sobre marzo), el crecimiento de los ingresos tributarios estuvo por debajo del alza en el costo de vida.

“Es la mayor diferencia (N.de la R: entre alza de recaudación e inflación) que hemos tenido”, admitió Leandro Cuccioli, titular de la AFIP, que lleva un año en esa función. Para el funcionario, se conjugó un cambio en la forma en que se anota la percepción del IVA con la desaceleración económica, que contrae la actividad.

Los ingresos tributarios sumaron $ 214.550 millones (un 33% más que en 2018), los de Seguridad Social arrimaron $ 85.692 millones (27,3% de aumento) y el comercio exterior agregó $ 27.628 millones, con un 171% de crecimiento. Esto último fue por la reinstalación de derechos de exportaciones a los granos (maíz, trigo) y otros productos agropecuarios.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Cuccioli observó que los derechos por exportaciones (o retenciones) en categoría de comercio exterior “tradicionales “-como la soja- “estuvieron por debajo de lo esperado”. “En marzo no se vio toda la liquidación que se esperaba”, marcó.

“Todavía estamos en la primera mitad del primer tiempo”, graficó el funcionario, en relación a que solo transcurrió un trimestre de los cuatro que tiene el año.  “Creo que vamos a estar un poco mejor en el anualizado, cuando termine el año vamos a ver un crecimiento real de la recaudación”, se entusiasmó. “Estamos comparando contra el primer trimestre de 2018, cuando había un crecimiento de la economía del 4% (…) y todavía nos afecta la desaceleración de fin de año”, desgranó.

Sobre la falta de liquidación de divisas del campo -que se sintió en la recaudación- Cuccioli lo atribuyó a distintos factores, entre los que incluyó, el almacenamiento en “silobolsas” y el “escenario electoral“. De todas formas, no quiso hacer pronósticos sobre si se cumplirán metas de recaudación prometidas al FMI para lograr acceso a préstamos.

“Las retenciones acumulan en el primer trimestre del año $51.331 millones, lo que implica un crecimiento nominal igual al 316,3% en relación con igual período del año 2018 y una mejora real en torno al 174,7%”, analiza, sin embargo, un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Aunque el IVA crece por debajo de la inflación, su mejora internual -del 37%- podría estar reflejando una parte de los aumentos otorgados a los trabajadores formales en las paritarias. “En meses anteriores, el IVA mejoraba un 32% y antes un 23%, o 28%”, detalló Cuccioli, que ve en el IVA como un posible indicador de esas recomposiciones. De todas formas, considera que ese impuesto también escalará en volúmenes en los próximos meses. El IVA “neto” fue de $ 108.397 millones.

“Dado que no se observa una recuperación en el componente interno tal como presuponía AFIP, es posible que se reinstauren las percepciones de insumos importados. Cabe recordar que mencionado componente se caracterizó por ser el sostén real de la recaudación de IVA hasta el mes de octubre de 2018”, avizora Iaraf.

Los aportes y contribuciones en la seguridad social estuvieron afectados por una menor cantidad de empleados registrados, tal como informó el Indec en relación a los datos de trabajo y desocupación. “Por la reforma tributaria y la convergencia hacia la unificación de la alicuota dejaron de ingresar aproximadamente $ 3.000 millones”, indicó la AFIP en un informe.