Entre la anarquía de “Fluorescent Adolescent” y la confusión adulta de “Star Treatment”

Los británicos Arctic Monkeys complacieron anoche a casi 100.000 personas que estaban hambrientas por escucharlos, luego de un lustro sin verlos sobre suelo argentino y del encuentro intimista que se había propiciado en el otro escenario central con su coterráneo Sam Smith.

Entre la anarquía de “Fluorescent Adolescent” y la confusión adulta de “Star Treatment”

Los británicos Arctic Monkeys complacieron anoche a casi 100.000 personas que estaban hambrientas por escucharlos, luego de un lustro sin verlos sobre suelo argentino y del encuentro intimista que se había propiciado en el otro escenario central con su coterráneo Sam Smith.