Renta Financiera: AFIP adelantó cuándo vence y cómo hay que pagarla

A la espera de una resolución, la AFIP adelantó que el Impuesto a las Ganancias por las rentas financieras obtenidas durante el año pasado por las personas vencerá el 19 de junio próximo.El pago del tributo habrá que hacerlo hasta el día siguiente de la fecha de vencimiento -o sea, el 20 de junio- y…

Renta Financiera: AFIP adelantó cuándo vence y cómo hay que pagarla

A la espera de una resolución, la AFIP adelantó que el Impuesto a las Ganancias por las rentas financieras obtenidas durante el año pasado por las personas vencerá el 19 de junio próximo.

El pago del tributo habrá que hacerlo hasta el día siguiente de la fecha de vencimiento -o sea, el 20 de junio- y no junto con el vencimiento general.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Asimismo, anticipó que habrá que confeccionar la liquidación utilizando un aplicativo independiente, que funciona aparte del general que se usa para hacer las declaraciones del impuesto.

En la página Web del organismo, a partir del 17 de abril, dentro de la opción denominada “Nuestra Parte” se encontrará disponible la información que enviaron los bancos y los agentes de inversión a la AFIP sobre todos los intereses y rendimientos obtenidos por las personas durante el año 2018.

Pero con esto no basta, ya que cada persona tendrá que concurrir al banco o pedirle al agente de inversión toda la documentación respaldatoria de cada inversión realizada para luego conciliarla con lo que se encuentra subido en la página Web de la AFIP.

El impuesto especial tendrá un código y resultará de un formulario especial que se completará desde la misma página Web de la AFIP, ingresando con la clave fiscal y el número de CUIT. Pero no todas las personas que hicieron inversiones cuentan con esos números, lo que obligará previamente a tener que concurrir a la AFIP del domicilio para tramitarlos. La inscripción no habrá que hacerla, ya que será realizada de oficio por la AFIP en el momento de la presentación de la declaración jurada.

Mirá también

Las dudas

Lo que no está definido aún es si todos tendrán que presentar la declaración a pesar de no superar el tope de mínimo no imponible o únicamente tendrán que cumplir los que deben pagar el impuesto.

Tampoco se definió qué sucede cuando la inversión se encuentra a nombre de dos o más titulares; en este caso, cómo sabe la AFIP a quién pertenece la inversión y en qué porcentajes y quiénes tienen que realizar la presentación.

Por otra parte se informó que los programas aplicativos que se tendrán que usar para confeccionar las declaraciones juradas informativas y determinativas de Ganancias y Bienes Personales, del régimen general, estarán subidos a la Web de la AFIP el día 17 de abril.

Mirá también

Operaciones gravadas

Están alcanzadas por el nuevo impuesto los intereses que obtuvieron en 2018 las personas físicas por los plazos fijos y los fondos de inversión. Si la operación es en pesos, la alícuota será del 5%. En cambio, si esas inversiones se realizan en dólares o con cláusulas de ajuste pagarán el 15%.

Esta medida tendrá un mínimo anual a partir del cual se deberá tributar de $ 66.917,91 (mínimo no imponible).

Lo mismo sucede con las utilidades obtenidas por la venta de títulos públicos, que desde este año deberán pagar el 5% de Ganancias, cuando la inversión sea en pesos, o el 15% para las inversiones en moneda extranjera y con cláusula de ajuste.

El valor de costo a computar será el último precio de adquisición o el último valor de cotización que los valores poseían al 31 de diciembre de 2017, el que fuera mayor de ambos.

En estas operaciones también se descuenta el mínimo no imponible anual que se usa para los depósitos.

Antes de la reforma ya venían gravadas los resultados por las ventas de acciones (sin cotización) y de participaciones societarias al 15%.

Las únicas inversiones que continúan exentas de impuestos son las transferencias de acciones que cotizan en Bolsa, los mínimos intereses de caja de ahorro obtenidos por las personas humanas y el resultado por la tenencia de moneda extranjera.

Mirá también

Contradicciones

No parece justo ni lógico que una persona que cobró una indemnización laboral, o un jubilado que cobró la llamada “reparación histórica, ni alguien que percibió la suma de una indemnización por un accidente de tránsito, si mantuvieron ese dinero en un plazo fijo o compraron títulos públicos el año pasado, ahora tengan que pagar el impuesto a la “renta financiera”.

La última reforma tributaria (ley 27.430) dispuso que todas las personas físicas que realizaron inversiones, a pesar de que el rendimiento haya estado por debajo de la inflación anual, tengan que pagar el 5% o el 15%, dependiendo de si la inversión que hicieron fue en pesos o en dólares y con cláusulas de ajuste.

Tampoco sería jurídicamente lógico pretender que esos fondos paguen impuestos ahora, cuando en su origen ya lo abonaron o estuvieron exentos.

Por ejemplo, por la ley de blanqueo (ley 27.260, artículo 8) el capital que cobró un jubilado por la reparación histórica se estableció que a los efectos de calcular Ganancias debe imputarse por el método del devengado (por cada mes que correspondió el aumento) licuándose de esta manera el efecto del tributo; por otro lado, la actualización del ajuste jubilatorio está exenta, entonces, ¿por qué el rendimiento de ese capital ahora pasa a estar gravado impositivamente por la llamada “renta financiera”?

Mirá también

También está en una situación similar el importe de una indemnización laboral, que en parte se considera exento de Ganancias. Si se encuentra depositado en un banco, el interés conseguido queda alcanzado por el nuevo gravamen.

También existe una contradicción en torno a las monedas en que se realiza el ahorro. ¿Por qué debería pagar impuesto la persona que confió en un banco del país y depositó sus ahorros en pesos, en comparación con otra que compró dólares a $19 y los mantuvo a fin de año a $ 40 y por esa utilidad no tiene que pagar Ganancias?.

La AFIP tiene que recibir de los bancos y de los agentes de inversiones la información antes del 1 de abril, sobre los rendimientos obtenidos por todas las personas físicas durante el año 2018.

Ya las entidades tienen problemas, porque es mucha información la que deben dar. Por ese motivo, recientemente la AFIP emitió la Resolución 4338 por la que se les da más plazo (antes había que darla el 15 de marzo).

Esa información que reciba la AFIP será subida a su página Web, dentro del portal de cada contribuyente, en la opción denominada “Nuestra Parte”. Pero el inversor no debe basarse únicamente en esos datos para liquidar el impuesto, ya que tendrá que cotejarlos con la información que le den los bancos, que tienen tiempo para eso hasta un mes antes del vencimiento del tributo.

Mirá también

Esto llevará a que cada persona (jubilado, monotributista, empleado, etc.), a pesar de no estar inscripta en la AFIP; tenga que inscribirse en Ganancias, contratar a un contador y cotejar los datos del banco con los que tiene la AFIP y recién luego, hacer la liquidación.

La información

Los datos que los bancos y agentes de inversión deberán darle a la AFIP son los siguientes:

– Apellido y nombres; CUIT, CUIL o Clave de Identificación (CDI) del cliente.

– De tratarse de depósitos bancarios a plazo:

1. Tipo de depósito.

2. Número de certificado.

3. Carácter del informado.

4. Fecha de alta.

5. Fecha de vencimiento.

6. Moneda de constitución.

7. Monto depositado en moneda original y su equivalente en pesos.

8. Si posee cláusula de ajuste.

9. Importe de las actualizaciones en moneda original y en pesos.

10. Monto de los intereses en moneda original y su equivalente en pesos.

– En el caso de títulos públicos, obligaciones negociables, cuotapartes de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y contratos similares, bonos y demás valores, la información será:

1. Número de la cuenta comitente.

2. Código de especie.

3. Denominación de especie.

4. Moneda.

5. Si posee cláusula de ajuste.

6. Importe total registrado para cada especie de las actualizaciones e intereses o rendimientos, en moneda original y en pesos.

Cuando se informen operaciones en moneda extranjera debe realizarse la conversión en pesos, al último valor de cotización tipo comprador del Banco de la Nación Argentina al cierre del día de pago o de puesta a disposición.

Se podrá consultar la información que fue enviada por las entidades bancarias, de Bolsa y fondos de inversión para ver si tiene que ingresar el impuesto.

Lo que el ahorrista tendrá que pedirle al banco como documentación respaldatoria es:

– Intereses de plazo fijo: comprobante de depósito realizado o resumen bancario;

– Rendimientos y resultados por venta de títulos públicos: comprobante de liquidación de la operación y del pago de intereses;

-Rendimientos y resultados de operaciones de fondos de inversión y de fideicomisos financieros: comprobantes del pago de intereses y de liquidación de la operación.

José Luis Ceteri es especialista en temas fiscales.